martes, 2 de febrero de 2016

HASTA SIEMPRE CHURRUCA!!


 En recuerdo de Javier Pérez-Cepeda Villa.


2 de febrero de 2016

Hoy hace 2 meses que te fuiste. Hace dos meses que decidí que te escribiría, te lo debía, te lo debo. No sé si no encontraba la forma de hacerlo o tal vez no tenía las fuerzas necesarias, cualquiera que sea la excusa, hoy no me vale.

Hola Chu!! Este era mi saludo cada vez que tenía noticias tuyas, de tus andanzas, de tus alegrías, pues pocas penas han sido las que me has confiado.
Así fue hasta aquel 2 de diciembre. Sabes? ya tenía preparada una felicitación de navidad para ti, había decidido que este año no te me adelantarías, pero el destino quiso que las cosas fuesen de otra manera.
Ese 2 de diciembre me  topé con la noticia "Se nos ha muerto el Gran Churruca", no la quise leer era última hora de la tarde y tenía que madrugar, me fui a dormir antes de lo habitual intentando olvidar, me costó conciliar el sueño, durante la noche despertaba y la noticia giraba en mi memoria una y otra vez, al final concluí que había sido un mal sueño y conseguí descansar un poco. 
A la mañana siguiente marché a trabajar y fui desarrollando mi trabajo con normalidad a la hora del café busqué en mi correo y allí estaba El blog de Santiago González y "la noticia". Leí detenidamente sin poder evitar que saliese alguna lágrima, no había dudas, me quedé temblando, bloqueada, era increíble busqué a amigos comunes en la red, ellos estaban igual que yo, era algo tan grande, tan doloroso, que difícilmente podíamos manejar, entonces pensé que podía ser una broma, que tontería! Verdad?, pero te aseguro que en esos momentos necesitaba justificar lo incomprensible, tengo que reconocer que me enfadé, sí, ya sé que a ti, el gran caballero jamás le gustaba jugar con los sentimientos de nadie que te aprecie y menos con los de personas a las que me constaba tú también apreciabas, entonces me di cuenta que realmente me alegraría si todo aquello fuese una broma. 
Leí despedidas de mucha gente, como bien dijo Santiago eras un coleccionista de amigos, muchos de ellos te acompañaron hasta el ultimo momento, también hubo quien dijo que dejabas muchas viudas, a mi, me dejaste huérfana, o si me apuras sin hermano mayor.
En los días sucesivos seguí comprobando los mensajes en mi móvil con la esperanza de tener noticias tuyas, pero no fue así, llegó el 28 de diciembre nadie habló de ti ese día ni en los siguientes, y así hasta llegar a hoy.
Estoy segura que allí donde estés no pasaras desapercibido, personas como tú, pocas he conocido.
Me prometí en su día que también tendrías mi pequeño homenaje al eterno caballero.
Hasta siempre, Amigo!