martes, 11 de diciembre de 2012

TELARAÑA

Una telaraña, comenté... ¡que asco! fue tu primera expresión... me detuve, no pude más que sacar una foto de aquel instante, ¿por qué haces eso? preguntaste... me gusta, contesté sin más.
Continuamos el camino a pasos acelerados, como siempre lo hicimos, y lo seguimos haciendo, sin casi conversar, tan sólo el sonido de nuestro aliento y el crujir de la tierra bajo nuestros pies.

En el camino de regreso vimos como unos operarios, de esos del ayuntamiento que estaban limpiando los laterales del camino... quitaban ramas, hierbas y... como no, con ellas, todas las telarañas.

Al terminar nuestro recorrido saqué de nuevo mi cámara, para ver las instantáneas, te mostré la telaraña... ¡que bonita te ha quedado!, me dijiste, ¿me ha quedado?... si sólo recogí el momento, contesté.

"La belleza está en el ojo de quien la puede ver", "No juzguemos antes de conocer... ", " Cada día, la vida enseña más de una lección, en nosotros está aprender o dejarlo pasar"